Yogurt casero - Recetas Light

El yogurt es uno de los alimentos maravilla. De los lácteos es el mejor pues no tiene grasa y además nos provee unas "bacterias buenísimas" que colaboran con nuestra digestión en el intestino delgado....

La variación en consistencia se debe al tipo de leche con que se haga. Según la consistencia que se desee, entonces, el yogurt se puede preparar con leche parcialmente descremada, como la de La Serenísima, o totalmente descremada (0.1 % tenor graso),

El yogurt puede variar en su consistencia desde el líquido (bebible) hasta el bien espeso tipo postre. La variación en consistencia se debe al tipo de leche con que se haga. Según la consistencia que se desee, entonces, el yogurt se puede preparar con leche parcialmente descremada, como la de La Serenísima, o totalmente descremada (0.1 % tenor graso), como la de etiqueta azul de Parmalat. Si se desea que quede algo más consistente, se le puede agregar 1/3-1/2 tazas de leche descremada en polvo directamente a la leche con la cual se va a hacer el yogurt. Cuanto más tiempo el yogurt permanezca en la yogurtera (en caso de que se haga en una yogurtera) será más cremoso.

Otros consejos antes de comenzar son:

No calentar la leche demasiado tiempo. Si se hierve durante mucho tiempo, lo único que se logrará es producir un yogurt de baja calidad.

Si se le agrega frutas, o algún tipo de sabor específico, es mejor hacerlo varias horas después de que el yogurt esté hecho y ya descanse en la heladera. Inclusive, y mejor aún, es agregarle el sabor o las frutas justo antes de servir. Si queda una capa de "agüita" o suero por encima, es normal. Se puede revolver y homogeneizar con el yogurt o se puede descartar.

Ingredientes:

  • 4 tazas de leche parcial o totalmente descremada
  • 4 cucharadas soperas de yogurt sin sabor comprado en supermercado o de una tanda de yogurt hecho con anterioridad (se usará como cultivo)
  • 3-4 cucharadas de leche en polvo descremada para darle una consistencia más firme (esto último es opcional).

Preparación:

Hacer una pasta primero con una pequeña parte de la leche y las 4 cucharadas de leche en polvo. Una vez que la pasta esté suave y homogénea, agregar el resto de la leche.

Colocar en una cacerola pesada sobre fuego muy mínimo. Llevar la leche a la primera ebullición, pero no dejarla hervir. Sacarla del calor y dejarla enfriar hasta que quede apenas tibia al tacto.

Recién entonces agregarle las 3-4 cucharadas soperas de cultivo de yogurt (comprado o que sobre de un yogurt que hayamos hecho antes) y revolver muy suavemente para asegurarse que no queden grumos sin disolver (no batir!).

Verter en frascos limpios y cubrir. Mantener los frascos en lugar oscuro. Si se mantienen demasiado calientes o demasiado fríos, no se espesará.

Si la consistencia no es suficientemente espesa, o si se desea hacerlo aún más cremoso, agregarle una cucharada sopera de gelatina sin sabor. Tiene la ventaja que estará agregando proteínas extras a su yogurt.

Recién ahora se puede llevar a la heladera.